lunes, 22 de diciembre de 2014

Pastelillos o empanadas dulces de cabello de ángel y boniato.

Este año como siempre hemos echo los pastelillos y aunque me ha costado un poco convencer a mi madre que le cuesta cambiar los ingredientes que ella tiene costumbre, he querido probar la idea que me dio Jacobo Nasser en la Comunidad Red Facilisimo, de añadir boniato al cabello de ángel y tengo que darle la razón están buenísimos.


Ingredientes:

1 Kg. Manteca de cerdo.
1/2 L. Vino moscatel.
2 Kg. Harina.
40 grs. Bicarbonato.
Cabello de ángel y boniato asado para el relleno.
Azúcar glas para rebozar.

Elaboración:

Poner la manteca de cerdo en un bol.
Añadir el vino moscatel
Removemos, aunque no se mezclen.
Poner el bicarbonato y un poco de harina.
Mezclamos.
Vamos poniendo harina y amasamos.
Poner la masa en una superficie enharinada y seguimos amasando.
Ya tenemos la masa.
Extendemos con el rodillo.
Ponemos un poco de cabello de ángel y el boniato asado mezclado.
Lo tapamos con un poco de masa.
Con un vaso lo cortamos.
Los hacemos con forma de empanadillas.
Esta es la primera llanda y hasta que no les cogemos la medida, están un poco desiguales.
Esta ya está un poco mejor. Los metemos al horno.
Este es el horno que tenemos en el campo, estaba a 90º-100º.
Los metemos durante unos 20 minutos o cuando veamos que están un poco dorados. Para hacerlos en casa, pondremos el horno a 180º, durante 30 minutos. Mi madre es la que se encarga de el horno.
Dejamos enfriar.

Ponemos un poco de azúcar glas en un plato.
Los rebozamos cuando ya están fríos.
Los ponemos en un tupper para que nos aguanten todas las fiestas.
Les ponemos un poco de canela molida para servir.

 El corte.

 Listos para comer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada